ASÍ DESAYUNAMOS

ANTES DE DESAYUNAR ESCUCHAMOS TRANQUILO Y ATENTO COMO UNA RANA. DESPUÉS NOS RELAJAMOS Y RESPIRAMOS. Y A COMEEEER… Y NOS VAMOS AL PATIO A JUGAR CON LA TRIPITA LLENA Y EL CUERPO RELAJADO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *